1.11.10

El Camino Santiago a Pie

Despues de que Paco, nos contara su experiencia en bici en el camino Santiago, Miguel nos cuenta su experiencia a pie por el camino:
León fue mi punto de partida, despues de hacer una visita por la ciudad,(catedral,parador de San Marcos.....)decidí sobre las 4 de la tarde hacer una etapa de 27 kilómetros hasta Villar de Mazarife .Iba con la rodilla un poco tocada,creo que en este camino me ha pasado de todo. La siguiente etapa fue desde Villar de Mazarife hasta Astorga ,26 kilómetros,con tendinitis se me hicieron eternos, estuve a punto de abandonar pero gracias a tres enfermeros, (dos chicas y un chico) mejoré muchísimo. Al siguiente día hice una etapa cortita para descansar un poco , fue desde Astorga hasta Foncebadón , 25 kilómetros . En la cuarta etapa tenía que hacer más kilómetros pero tenía que dejar atrás a la gente que me ayudó. Tiré solo e hice 42 kilómetros hasta Cacabelos. Al siguiente día tenía que seguir haciendo kilómetros para llegar el día que me había propuesto, haciendo 48 kilómetros. Estuve en Fonfría en un albergue privado que lo llevaban unos brasileños, lo aconsejo; allí encontré a mis compañeros con los que terminé el camino: un cántabro, un alicantino y una pamplonica. El siguiente día hicimos treinta y dos hasta Sarria, ya solo me quedaban 111 kilómetros para llegar a Santiago. Al dia siguiente hicimos Sarria-Gónzar 30 kilómetros; en Gónzar fuimos a otro albergue privado que aconsejo Hermanos García. La siguiente etapa fue Gónzar- Melide, 30 kilómetros, que nos llevó hacerla todo el día. El pulpo gallego en Melide hizo que nos quedaramos allí. Ya sólo quedaban 51 kilómetros. La idea del siguiente dia era llegar a Santiago, entrar el viernes e irnos de fiesta pero un inconveniente se nos puso en el camino: ibamos tocados casi todos asi que nos quedamos en Labacolla, a diez kilómetros de Santiago. La etapa fue de 41 kilómetros. El dia siguiente era el dia esperado, en el cual llegabamos a Santiago. A las 11 de la mañana entramos por el arco a la plaza del Obradoiro. Hicimos todo el ritual: recoger la compostela, ir a la misa de las 12 de la mañana, abrazar al apostol y, como no, la mariscada esperada. A la tarde marchabamos todos hacia nuestras ciudades. El camino con gente así suele ser maravilloso y para mí lo fue. Os he contado un poco mi viaje y espero repetir, merece mucho la pena.

2 comentarios:

Villar dijo...

Ahora Buen Camino... en el de la Vida, que es el más importante y el que, en definitiva, es una continuación al que empezaste en León.
Besosbesos desde Pamplona ;o)

Experto dijo...

Miguel campeón!!! que envidia me ha dado leer el relato de lo poco que has contado, puesto que espero quedar contigo para tomarnos algo y que me cuentes con mas detalle, un saludo y enhorabuena